La Biblia es fundamentalmente un libro de corrección,  como los sueños, intentan corregir nuestra conducta para ajustarla al sueño de Dios, al plan que para nosotros Él diseñó.

   A todos los que os acercáis a las experiencias que contienen estas líneas, creo firmemente que les serán de utilidad y bendición y les transportará a esa dimensión de donde los sueños fluyen.

   Los sueños son una escalera que comunica el mundo natural y el submundo con el mundo sobrenatural, son una puerta que nos da entrada al cielo. Son el lenguaje del Espíritu, donde es posible vivir todo tipo de experiencias.      ¿Por qué pues se han descuidado tanto? ¿Por qué se ha tratado de ignorar su influencia en la inspiración y composición de los textos bíblicos, siendo que la gran mayoría de las visiones y revelaciones bíblicas están inspiradas a través de sueños revelaciones e intuiciones? 

   

    (Gén 28,12-13: Y tuvo un sueño. Soñó con una escalera apoyada en tierra, cuya cima tocaba los cielos, y vio que los ángeles de Dios subían y bajaban por ella. Vio también que Yahvé estaba sobre ella y que le decía: […] Despertó Jacob de su sueño y se dijo: «¡Así pues, está Yahvé en este lugar y yo no lo sabía!». Y, asustado, pensó: «¡Qué temible es este lugar! ¡Esto no es otra cosa sino la casa de Dios y la puerta del cielo!» (Biblia de Jerusalén).

   No hay ningún lugar en la tierra que sea casa de Dios, ni puerta del cielo: en todo caso la tierra es el estrado de sus pies.

   «(Is 66,1: El Eterno dice: «El cielo es mi trono, y la tierra el estrado de mis pies. (¿Dónde está la casa que me habréis de edificar, y dónde el lugar de mi reposo?)».

    El cielo es su trono y no hay ninguna escalera que llegue hasta el infinito, ni hasta el cielo: por lo tanto las imágenes oníricas del texto se deben estar refiriendo a una escalera diferente de las que nosotros tenemos preconcebidas y a un cielo igualmente diferente.  Ese cielo al que se refiere la Biblia, no es el espacio estelar, no es físico, pertenece a otra dimensión. Los sueños son la escalera que nos comunica con esa dimensión virtual y nos abren la puerta al cielo, a un estado de conciencia sobrenatural. ¡Descúbrelo en este libro!. 

 

SINOPSIS

Y les dijo: “De cierto, de cierto os digo: De aquí en adelante veréis el cielo abierto y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre”.

Juan 1: 51

FOLLOW ME

  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • c-youtube

© 2023 by Samanta Jonse. Proudly created with Wix.com